Alergias alimentarias: la lactosa

En los últimos tiempos, la leche ha estado en el ojo del huracán. Muchos sugieren que este alimento contiene mucha grasa, que es difícil de digerir y que su consumo en adultos no cumple ninguna función. ¿Mito o realidad?

Los expertos señalan que la creencia popular de que la leche es mala es completamente errónea. Su consumo está recomendado a cualquier edad, debido a la gran cantidad de nutrientes esenciales que contiene, entre ellos, vitaminas y calcio.

glass-518042_640

Entonces, ¿cómo surgen ahora tantos casos de intolerancia a la lactosa, la principal proteína de la leche? Bien, antes de nada hemos de diferenciar entre alergia e intolerancia. La primera se queda casi en una anécdota que afecta sobre todo a los más pequeños, y se suele superar sin problemas con el paso de los años.

La intolerancia, en cambio, provoca molestias en el proceso digestivo de la leche, pero esto no quiere decir que se deban suprimir los lácteos. Los yogures, el queso curado o los productos fermentados contienen realmente muy poca lactosa, por lo que su consumo está altamente recomendado.

En Colectividades Bedmar disponemos de una plantilla de nutricionistas especializados en la elaboración de menús sanos y equilibrados. Si desea ponerse en contacto con nosotros puede hacerlo a través de nuestra web o llamando al teléfono: 914 990 299

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies