La tradición del aperitivo.

Llega el fin de semana, una celebración, una reunión con amigos o familia, etc., y una de las cosas que primero nos viene a la mente es un buen aperitivo antes de la comida o la cena. A los españoles nos cuesta concebir un vermú, cerveza o copa de vino sin un piscolabis, ¿pero sabes de dónde viene esta costumbre mediterránea?

La aventura comienza a finales del siglo XVIII, en Turín (Italia), donde Antonio Benedetto Carpano, un destilador local, decidió mezclar un vino blanco de uvas moscatel con diferentes especias y un poco de azúcar, lo que se conoce como vermut. Pronto se fue extendiendo por diferentes ciudades italianas y los bares lo servían acompañado de tapas, lo que ahora llaman afterwork.

De este país saltó a Francia, donde se expandió rápido por la costa mediterránea, aunque aquí le dan más importancia a lo que se bebe que a lo que se come, siendo solo de media mañana hasta las dos y, por tanto, con tapas más ligeras.

De aquí llegó a España, donde hemos convertido el aperitivo en un momento de ocio del fin de semana y dando más protagonismo a la cerveza y vino. A la palabra origen le hemos quitado la ‘t’ y le decimos vermú y su hora de disfrute suele ser de una a dos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies