Los alimentos congelados no pierden propiedades

La mejor opción para que un alimento tenga más duración y no pierda sus propiedades es congelarlos o comprarlos ya congelados. Esto es así porque se someten a temperaturas inferiores a 24ºC bajo cero, estado en el que se detiene la actividad bacteriológica y enzimática que descompone los alimentos.

Primero, se ha de dejar claro, que no es cierto que los alimentos congelados pierdan sus propiedades nutricionales si los comparamos con los frescos recién comprados como verduras, carnes o pescados. Incluso la congelación puede tener ventajas respecto a los alimentos frescos que llevan algunos días en la nevera.

Por ejemplo, como hemos indicado, el frío conserva los nutrientes. Un estudio realizado por la Universidad de Georgia en 2013, analizó los nutrientes de algunas frutas y verduras frescas con los equivalentes congelados. Tomaron una primera muestra al principio y otra pasados unos días, viendo que en la segunda se habían perdido vitaminas A, C y ácido fólico.

Por otro lado, con los congelados se ahorra tiempo, tanto de cocinar, de limpiar, como de ir a la compra. Además, son más baratos.

Es importante dejar claro que los productos procesados congelados también están sometidos a procesos industriales, por lo que igualmente no son compatibles con una dieta saludable, como sí pueden serlo verduras, pescados y carnes congelados.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies